jueves, 10 de septiembre de 2009

Los Judios y un analisis RACIAL

Composición genética
Cultural y racialmente, se dividen en dos ramas, correspondiente a su vez a dos de las sub-razas europoides, ashkenazim (alpinos-mediterráneos con mezcla eventual nórdica, presentándose genes emparentados por línea paterna con los Sirios y Palestinos contemporáneos, lo que prueba un origen remoto arabo-bereber, y por línea materna con europeos orientales). La otra rama son los sefaradíes – o sefarditas - los cuales pertenecen básicamente a la sub raza mediterránea (sub clasificación arabo-bereber, aún cuando en España se han mezclado con elementos europoides de la sub clasificación Atlanto-mediterránea).
Es un error basado en desconocimiento, o es el interés de parte de algunos Judíos, afirmar que son una raza distinta.

Perfil intrasíquico
No sólo hay características obviamente genéticas sino mecanismos intrapsíquicos de una naturaleza primitiva que pasan de una generacion judía a otra, especialmente en ciertos tipos de judíos, los más extremistas, que gustan no sólo del cruce endogámico, sino de la conformación "clánica" como micro-sociedades.
El psiquismo del judío, su perfil psicopatológico (Aplicación del MMPI y MMPI-II, tal vez el test de rasgos y personalidad más completo) y pruebas realizadas con el test "TAT" o con el "Rorschach" muestran que poseen un alto nivel de perversiones sexuales y morales, son calculadores, inteligentes, sumamente astutos, algunos incluso con elevados niveles de liderazgo; hábiles con la inteligencia numérica e inteligencia proyectiva (planificación) así como en la memoria retentiva (prueba de esto, quizás, las innumerables leyes, ritos y demás que saben de memoria, o como su historia, en gran medida sin ser escrita, se ha transmitido de generacion en generación).
Con raras excepciones, suelen ser cobardes, evitan el combate, el dolor físico (al cual presentan baja tolerancia) y la confrontación, poseen baja creatividad artística y por lo general tienen tendencia a trastornos de corte neurótico (la paranoia es muy común en el pueblo judío). En las pruebas o test denominados proyectivos, les suele ir peor, por sus modos, represiones y angustia flotante, suelen criar hijos sumisos o totalmente irrespetuosos sin introyección de normas, ni sociales ni culturales

Sigmund Freud – Carl Gustav Jung
Si queremos profundizar en la sicología íntima de los judíos, bien podemos revisar los resultados de los análisis que Sigmund Freud hacía de sus pacientes, los que según confirmación de Gustav Jung, quien no era judío, la mayoría de ellos si lo eran. Jung siendo también sicólogo, con sus pacientes no judíos no llegó a las mismas conclusiones que Freud. Jung comentó que las conclusiones de Freud, las cuales extrapoló a la comunidad en general, científicamente no eran válidas, pues la muestra utilizada, pacientes judíos, adolecían de severos trastornos de personalidad producto de cruces endogámicos perniciosos que se arrastraban durante generaciones, además de ser comunidades siempre perseguidas y acosadas, cuyos individuos manifestaban en su siquismo esta condición

Hipótesis del origen de la cultura y religión judía
Pensamos que en algún momento de la historia, cierta comunidad mediterránea de medio oriente (los judíos originales) fue conquistada por pueblos no europoides, tal como lo han sido los fineses o húngaros por ejemplo, y heredaron o adoptaron la religión del pueblo conquistador, por cierto una religión perniciosa y antinatural, impropia de los pueblos europoides
Es nuestra hipótesis que este proceso ha ocurrido desde un punto de vista cultural-religioso. También es probable que hayan adquirido su particular cultura y religión fruto de la convivencia con pueblos hospitalarios de este grupo humano.
Lo extraño es que se consideren una comunidad racial especial, cuando, por el contrario, la evidencia antropológica y genética ha determinado que son europoides comunes, tal cual como aquellos a quienes el Talmud pretende despreciar, exterminar o dominar. Esto circunscrito al mundo europeo y de medio oriente. El judío no es una cuarta raza, es simplemente un ejemplar europoide común de origen mediterráneo arabo-bereber, ramificado en el presente en ashkenazim (alpino-mediterráneo-nórdico) y sefardita (mediterráneo arabo-bereber más atlanto-mediterráneo)


Es necesario al menos conocer a nuestro enemigo para poder atacarlo, extracto sacado de el libro "analisis racial de la familia europoide"
Esto es para algunos que confunden el termino "blanco-ario", no confundir!
Sin mas que agregar saludos a los seguidores del blog!

Blood, Honour & Pride!
F.P.N.

2 comentarios:

Satyro dijo...

de acuerdo en algunas cosas, y con objeciones a este texto en otras, se agradece el esfuerzo informativo, pero, camarada, mas que copy-paste de sincretismos varios, me gustaría ver textos de su autoría, respecto al tema "pagano-esotérico". Me interesa lo que los paganos y Nacionalsocialistas de hoy, tienen para decir, mas que lo que digan los antiguos autores que todos conocemos y que por cierto suelen diferir entre si.
Salud!

Matias Madariaga dijo...

Aqui te dejo un link que te puede servir...ojala encuentres la ayuda que necesitas http://providencia.olx.cl/psiquiatra-santiago-de-chile-tratamiento-psiquiatrico-psicoterapia-depresion-bipolaridad-iid-107307322